EEUU restringe entrada de nicaragüenses, cubanos y haitianos

 

 

 

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el jueves que comenzará a rechazar inmediatamente a los cubanos, haitianos y nicaragüenses que crucen ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, una importante ampliación del actual mecanismo que ya impide el paso a los venezolanos que intenten entrar a suelo norteamericano.

En su lugar, el gobierno anunció que aceptará al mes a 30.000 personas de las cuatro naciones durante dos años y que les ofrecerá la posibilidad de trabajar legalmente, siempre y cuando procedan de forma legal, tengan patrocinadores que reúnan los requisitos y superen los controles de antecedentes.

Los ciudadanos de estas cuatro naciones se encuentran entre los que más han aumentado los cruces fronterizos de migrantes, sin que exista una forma fácil de devolver rápidamente a los migrantes a sus países de origen.

“No, no se presenten simplemente en la frontera”, declaró Biden el jueves. “Quédense donde están y hagan la solicitud legalmente desde allí”.

Fue la medida más audaz de Biden hasta el momento para hacer frente al creciente arribo de migrantes a la frontera estadounidense con México, un cambio importante en las normas de inmigración que se mantendrá incluso si la Corte Suprema de Estados Unidos pone fin a una ley aplicada durante el gobierno de Donald Trump que permite a las autoridades estadounidenses rechazar a los solicitantes de asilo argumentando cuestiones de salud. Se trata una norma conocida como Título 42.

El número de migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México ha aumentado drásticamente en los dos años que lleva Biden en el cargo. Hubo más de 2,38 millones de detenciones el año fiscal que terminó el 30 de septiembre, la primera vez que el número superó los 2 millones. El gobierno actual ha tenido problemas para tomar medidas drásticas en los cruces, reacio a adoptar acciones duras que se asemejen a las de la administración Trump.

Eso resultó en críticas implacables de los republicanos, que dicen que el presidente demócrata es ineficaz en cuanto a la seguridad fronteriza, y la mayoría republicana de la Cámara de Representantes ha prometido investigaciones en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *